¿Qué es?

La Terapia de Ángeles es el resultado de todos los conocimientos adquiridos en todos los cursos que he realizado y de las experiencias acumuladas a lo largo de mi vida.

 

Es una energía directa de la Fuente, del Origen, donde los Ángeles, Guías, Maestros, Seres de luz... nos acompañan, nos guían y nos ayudan a sanar, abriendo y expandiendo la conciencia para poder entender y superar las pruebas que la vida nos pone delante cada día.

Se encarga de buscar el origen del desequilibrio de la persona, en los distintos niveles energéticos, cuánticos y dimensionales. Se trabaja y se alcanza un nivel de conciencia muy profundo.

 

Se recibe sanación cuántica y la esencia de la persona puede viajar a diferentes dimensiones, planos, universos... para poder encontrar lo que necesita, tomar conciencia y restablecer totalmente su equilibrio.

 

Es una herramienta perfecta de crecimiento personal y sanación.

¿Cómo ayuda la terapia?

Con la Terapia Especial de Ángeles, se pueden trabajar muchas cosas: patrones mentales, creencias limitantes, heredadas o de otras vidas, miedos, inseguridades, ansiedad, estrés, etc.

Cualquier preocupación imprevista, desconcertante, una pérdida chocante, un insulto, una separación inesperada, percepciones erróneas, malos entendidos, impactos emocionales, etc, etc... si no se gestionan bien, éstos quedan en el inconsciente y es a partir de aquí donde pueden generarse desequilibrios y bloqueos.

 

Lo que hace esta terapia es ayudar a poner conciencia y sanar estos bloqueos y desequilibrios para volver a restablecer la salud física, mental y emocional.

 

 

Con la ayuda de los ángeles, se pueden también, cerrar ciclos, limpiar memorias celulares de ésta y de otras vidas. ​

Igualmente, nos ayudan y guían en los momentos en los que podemos sentirnos perdidos, solos o deprimidos. ​

 

Nos ayuda:

  • Con la ciática, con las migrañas, dolor de cabeza...

  • A quitar creencias y limitaciones

  • Con el estrés, la ansiedad, la depresión, las adiciones...

  • A quitar los miedos

  • A gestionar emociones, a entender situaciones pasadas, y a perdonarlas

  • A superar la pérdida de seres queridos, el duelo

  • A entender, superar y cerrar temas de abortos

  • Es una ayuda y acompañamiento a la gente mayor, en sus últimos días

  • A encontrar tu coherencia, a ser responsable de lo que haces, de lo que piensas, de lo que sientes

  • A conocerse a uno mismo, encontrar las respuestas dentro de ti y a conectar con tu poder interior

  • Nos tranquiliza y relaja, nos carga de energía y vitalidad

  • Nos limpia energéticamente a todo nuestro Ser

  • Equilibra y limpia los órganos, equilibra todo el cuerpo

  • Equilibra los meridianos y el sistema nervioso

  • Equilibra las vértebras, todo el sistema óseo

  • Oxigena y desinflama, da el espacio al cuerpo para que todo se vuelva a poner en perfecto equilibrio

  • Sube la vibración

  • Ayuda a encontrar nuestros dones y talentos

  • Abre y expande la conciencia, entre otras cosas... ​   

 

Pueden sanarse: situaciones vividas de conflictos familiares de infancia, falta de amor, padre o madre ausente, haber sufrido abusos, sentirse solo, abandonado… conflictos de pareja, con amigos, en la escuela, etc, que pueden haber generado heridas emocionales, traumas, emociones de dolor, rabia, odio, tristeza, frustración etc. ​ ​​